En el mundo de la medición del consumo de combustible de los motores, compiten dos principios, cada uno con sus ventajas e inconvenientes:

  • Principio de medición directa AIC
  • El principio de medición diferencial

Hace más de 40 años, AIC, como pionero en su campo, revolucionó la disciplina de medición de combustible al introducir el principio de medición directa, que es la tecnología de AIC.

Con el principio de medición directa, se requiere la instalación de un solo caudalímetro de combustible AIC. El combustible fresco y frío consumido se aspira del tanque y se mide su volumen con el medidor de flujo de combustible AIC antes de llegar al cabezal del vórtice AIC. En el cabezal Vortex, el combustible nuevo del tanque se mezcla con el combustible que regresa del motor. Desde el cabezal AIC Vortex, la bomba de combustible bombea el combustible al motor. Con esta solución, el combustible no regresa al tanque y el combustible que pasa por la cámara de medición volumétrica AIC representa precisamente el consumo real del motor. El gran beneficio es que un sistema de medición de consumo de combustible AIC está listo para usar inmediatamente después de la instalación.

La medición diferencial es la forma menos precisa de medir el combustible

La segunda solución para medir el consumo de combustible es la “Medición diferencial”. Este sistema consiste en medir la cantidad de combustible que va al motor y restarle el que regresa al tanque. Tal solución requiere la instalación de dos caudalímetros. Uno para medir el flujo de combustible que va del tanque al motor y otro para medir el flujo de combustible que regresa del motor al tanque. Al pasar por el motor, el combustible se calienta y cambia de volumen. Esta modificación física requiere el uso de un factor de compensación en el algoritmo de cálculo del consumo. En consecuencia, el consumo del motor obtenido con la Medida Diferencial es el resultado de un cálculo cuya precisión y fiabilidad dependen en gran medida del factor de compensación utilizado.

Con el principio de medición directa de AIC Systems, el flujo de combustible medido por el sensor de flujo representa exactamente el volumen de combustible quemado por el motor. No se utilizan factores de cálculo ni de compensación, lo que proporciona valores fiables.